Noticias Actuales

Un accesorio que no puede faltar, el bolso

Los hay de todas la formas, colores y tamaños, los bolsos dicen mucho de una mujer, de cómo se siente, cómo es y cuáles son sus preferencias en la vida. Seña de identidad y personalidad, es una de los caprichos femeninos por excelencia. Los diseñadores y modistos lo comprendieron y proponen cada temporada infinidad de modelos. Tanto es así que los árbitros de la moda proponen para la nueva temporada llevar dos.

Uno no es suficiente
A esta moda del “dos por uno” se han sumado ya actrices como Sienna Miller o modelos como Kate Moss, siempre en las listas de mejores vestidas. Desde que una mujer es mujer se sube a unos tacones y se cuelga un bolso. Los hombres no pueden comprender la importancia que para las mujeres tiene este accesorio y se preguntan que llevarán que nunca pueden pasar sin él.

El contenido de un bolso varía según la personalidad de quien lo lleva pero en general llevan trocitos de su alma. Es por esto que se dice que un caballero nunca debe meter su mano en el bolso de una dama, aún incluso cuando se trate de su esposa, madre o hermana. 

Objetos inservibles pero imprescindibles

Recuerdos, papeles inservibles, la entrada de la película que vió con su amado,  tickets de descuento, cartera, maquillaje, llaves, teléfono móvil, pañuelos de papel, tabaco, mechero (si fuman), colonia, mp3, espejito, tampones... y así hasta llegar al infinito como si del bolso de Mary Poppins se tratara, pues es increíble lo que una dama puede acumular dentro de su compañero inseparable, el saquito de sus delicias.

Algunas féminas los prefieren grandes para llenarlos y llenarlos, esto les ocurre sobre todo a las madres de niños pequeños, pues a sus objetos imprescindibles hay que sumar los de sus bebés, chupetes, biberón, toallitas, pañales, potitos...

Las más jóvenes se decantan por bolsos bandolera, que cuelgan a su brazo a modo canguro. Esta clase de bolsos nacieron tras la segunda guerra mundial, con la incorporación de la mujer al trabajo que hacía necesario liberar las manos.

La costumbre está tan arraigada que no comprende de nacionalidades, clases sociales o edades, toda mujer que se precie llevará consigo el accesorio. Los precios al igual que los estilos varían.


moda-para-ellas.com - Revista de moda femenina Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.