Noticias Actuales

Las cejas y el tipo de cara, algunos consejos


En varias ocasiones hemos hablado de los cortes de pelo o el maquillaje que más favorece a nuestro rostro, ya que lo que le pueda quedar bien a las caras redondas, no tiene por qué sentarle igual a las alargadas y viceversa. De igual forma, las cejas son capaces de crear una impresión totalmente distinta de nosotros, crear equilibrio o determinar la expresión según cómo las tengamos depiladas.


  
Recursos básicos
El esquema fundamental para una correcta depilación sería el que se muestra en la imagen. El punto A-B nos indicaría dónde debe comenzar a crecer el vello, aunque si tenemos los ojos muy juntos o muy separados lo podremos corregir dejándolo crecer por detrás o delante de esta línea respectivamente. En sentido contrarío, el trazo C-D marca dónde deben terminar. La línea E-F posiciona dónde debe situarse el ángulo del arco y el G-H nos dirá cuál debe ser el punto más bajo de la línea A, debiendo coincidir con el punto en el que está la cola de la ceja, osea el D.

El ideal para nuestro tipo de rostro
A partir de aquí, tendremos que tener en cuenta cuál es nuestro tipo de rostro para lograr dotar de armonía nuestra expresión. Si lo tenemos redondo, podemos buscar un resultado estilizado del óvalo con unas cejas gruesas y definidas, así como un arco que contrarreste el volumen de las mejillas. Aquellas que tienen forma ovalada se encuentran de enhorabuena, puesto que se considera el ideal de proporciones. En este caso, cualquier tipo de cejas nos sentará bien siguiendo las directrices básicas, aunque podemos elegir un diseño arqueado o anguloso según la forma de nuestros ojos.

El rostro de corazón o 'triángulo invertido' presenta unos pómulos prominentes y bastante anchos con respecto a la barbilla. En este caso, las cejas serán suavizadas sin picos ni ángulos pronunciados. Por el contrario, los cuadrados tienen el mismo volumen en la mandíbula que en la frente y deberán arquear las cejas con una forma más triangulas si quieres estilizarlo. 

Por último, aquellos rostros alargados buscarán contrarrestar su estructura longitudinal, tal y como se hace en su corte de cabello, por lo que lo más indicado en estos casos será crear un diseño horizontal de cejas que ayude a acortar la percepción óptica del óvalo alargado.

Una ayuda extra
Para ayudarnos a conseguir la forma deseada, podemos ayudarnos no sólo de las pinzas, sino también del lápiz, pigmentos en polvo, tatuajes vegetales o un tratamiento que estimule la re-aparición de los pelitos que ya no nos crecen, como es el caso de M2 Brows. Con este producto, podremos dotarlas de mayor espesor, corregir calvas y asimetrías, ampliar su anchura y suavizar o pronunciar su ángulo, en definitiva, repoblar las zonas que no volvieron a crecer tras una depilación continuada.


moda-para-ellas.com - Revista de moda femenina Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.